Temas sobre juegos en general. Lanzamientos, actualidad, gustos, preguntas...
#6765
Reynold vio como yaku salia herido en una explosión despues de herir a su compañera, debia haber suponido que algo asi podria pasar.

-¡Mierda!

Por suerte,su compañero fue recogido y llevado al vehiculo,pero Reynold habia estado corriendo desde hace un rato y habia perdido vision del resto,asi que tuvo que hacer uso de sus oidos para oir el vehiculo,asi que se dirijio en la direccion de este y salto dentro una vez lo encontró. Una vez dentro,Reynold se posiciono encima del vehiculo en la parte trasera con el fusil preparado

-No hace falta que me busqueis,pero id con cuidado,el enemigo podria estar siguiendonos,R2,busca un poblado cercano,es nuestra unica forma de descansar ahora
#6770
-Nunca les pedí que me salvaran, chica estúpida- le contestó Yaku, conteniendo su enojo- No era un plan suicida, había hecho explotar la bomba para poder paralizar al enemigo y así alguien pudiese hacer algo. Así que gracias por hacerme perder munición- Yaku tomó de su bolsillo un pañuelo que había tomado del botín y se lo dio a Raynie, era una de las pocas cosas que había logrado sacar- Toma y límpiate. Mereces que te parta la cara por lo que hiciste, pero no soy como tú. Y a la persona que me arrastró hasta el vehículo...gracias, eso va también para el que me curó el brazo.

Se giró hacia Reynold.
-Es un buen plan, pero tenemos que ir a por el resto. Y si Wiljen fue lo bastante avezado para ir contra la enorme mujer, no me sorprendería que haga lo mismo con el bufón enmallado.
#6771
Cuando todos estaban en retirada a la nave, Hezos se puso a correr en dirección a su oponente. No podía cancelar el hechizo para huir y si lo liberaba, acabaría dañando a sus aliados. Era su única opción.
En mitad de la carrera, lanzó el colgante a donde estaba la nave, manteniendo el control sobre el cuerpo. Esto hizo que perdiera la concentración y las manos del jabalí salio un fogonazo de luz azul. Tenía que aguantar. Sabía que no podría derrotar a aquel hombre, visto lo visto, pero si por lo menos debilitarle.
Cuando estuvo enfrente de su rival, agarró su espada y la amputo al pecho del bokoblin. Con sus ultimas energias, Hezos dijo.
-Permiteme el honor de ser el primero y último en morir-
Acto seguido, ambos se vieron rodeados por una esfera de rayos que emanaba del cuerpo del jabalí. El alma de Hezos regresó al medallón.
#6775
Raynie había respondido a su pregunta con una explicación bastante convincente, lo que alivió su preocupación, pero notó la molestia y el enojo en sus palabras.

- Lo siento Raynie no estaba al tanto de lo del plan, y tendrás que admitir que viendo la situación desde lejos no había forma de adivinarlo. Por eso es que me resultó tan extraño. Sea como sea me alegro de que los dos estén bien. Ahora solo resta buscar a lo demás y salir de aquí.

Sabía que realmente no hubiera nada bueno que pudiera decir en ese momento, así que prefirió dejarlo así.

En eso se les unió Reynold sugiriendo a Rafaelo que nos llevara a un poblado. Era una buena idea, así podrían descansar y quizás obtener algo de información acerca del lugar y lo que estába pasando.
#6776
Bartolomé hizo caso a las sugerencias. Entró en la nave, y esperó a los demás. Aquel ser quería matarnos a todos, y sin embargo le era indiferente. Ya nada podía importarle después de todo lo que había visto. Su anterior él se habría desmayado al ver todo eso, pero ya no era así. Seguía inquitándole algo. Ese algo era miedo, y sin embargo, no miedo a morir, sino a que muriesen sus compañeros. Eran sus iguales en cierto modo. Habían aparecido allí sin saber nada, como él, y sin embargo habían afrontado la situación mucho mejor. Incluso necesitó la ayuda de un robot para hacer un trabajo tan simple como el de defender a una persona. Su cara comenzó a cambiar.

Poco a poco su cara se deformó, su arma empezó a brillar. Él empezó a brillar de manera tan fuerte que cualquier persona que estuviese en la nave le cegaría. Sintió que gritaba, aunque no lo podía saber. Si es que lo hiciese, no sería dolor, sería de felicidad. Era una risa. Sus pantalones comenzaron a adoptar las marcas brillantes de la pistola, como si de un camaleón se tratase. Del pantalón a la camisa, y de su ropa a su cuerpo. Su ropa empezó a rasgarse. De su cuerpo se expulsaba electricidad de manera continua, aunque cabe decir que nada de esto podía afectar a la gente que estuviese en la nave; solo lo veían, pero Bartolomé no estaba loco, no iba a atacar a sus compañeros, no expulsó toda su energía.

Sacó su pistola, y como si de una extensión de su cuerpo se tratase, se adaptó a su brazo.

-¡Necesito que la gente entre ahora mismo a la nave!

Pero se le escapó algo. Vio a Hezos lanzarse hacia aquel oponente. No pudo pensar en si Hezos tenía un plan, en si acaso sobreviviría por su medallón, que acababa de llegar a la nave. Recordó el susto que le dio al encontrarse al principio de todo. Una lágrima rozó su mejilla.

-¡¡¡HEEEEEEZOOOOOOOOS!!!

La ráfaga de aire que expulsó por su garganta salió disparada hacia el cielo, dejando un espacio entre las nubes, como si el cielo se hubiese abierto.
#6780
R2D2/Rafaelo dijo: Si estamos todos ya comenzare a explicar lo que va a pasar.
He configurado el modulo de despliegue para que nos llebe con el vehiculo tambien he adptadado el escudo para que conserbe en estasis los cuerpos organicos y no organicos. Tu la serafina deberias de poder mantenerte consciente en el plano dimensional superior al tener una vibración distinta. ¿Alguna ultima petición?
#6789
Hubo una serie de estallidos. Grahim no estaba del todo seguro de que hacer. Su ama no le había dicho que atacara, pero era su instinto primario. Se centró, sin embargo, en el objetivo final, y esperó a que se retirasen. Se desvaneció y volvió a hacer acto de presencia tras la pequeña colina que habían estado explorando. En su interior, pues demostraba ser hueca, se encontraba un terminal.

La que en su día se convertiría en la Torre de la meseta, en aquel momento estaba siendo invadida por dos seres que no podían parecerse menos al héroe. Grahim no mostraba miedo cuando la mujer pelirroja apareció, pero sí un respeto que la invitó a arrodillarse. La mujer se movió a su alrededor como si no lo viese durante un instante.

_ ¿Lo tienes?_ Preguntó, de forma impersonal, mientras observaba la hendidura en la roca. Sabía a ciencia cierta que no podía obtenerla... y eso mismo la había llevado a buscar métodos alternativos. Grahim se puso en pie, con su curiosa sonrisa en los labios._ Estaba tan preocupado tratando de atacarme que ni tan siquiera se percató.

El hombre emitió un gemido que desagradó a su ama, y, sin embargo, no comentó nada mientras tomaba de sus manos un pequeño objeto, que no podía ser menos llamativo, pero que Yaku no habría tardado en echar en falta, su foco. La mujer lo puso entre sus manos, y hubo un estallido negruzo cuando cerró su mano derecha sobre él. Abrió ambas manos, y una réplica de un color dorado apareció en su mano izquierda.

_ Intenta ser igual de preciso cuando se lo devueltas... procura no volver tu lengua en sitios indebidos. Si hubiera hecho bien tu trabajo, nadie habría notado que eras Aloy y nos habrían abierto este terminal ellos mismos._ Le espetó, volviendo a depositar el foco original sobre el guante blanco de la criatura._ Vete antes de que lo note.

Cuando se fue, la mujer tuvo problemas para colocar el foco en su puntiaguda oreja. Sin embargo, una vez lo logró, la proyección pareció conectarse con la tecnología Sheikah que había en la plataforma.

IDENTIFICACIÓN

Las petición, reflejada en la antigua lengua Sheikah, en tonos azules, no pareció sorprenderla, a diferencia de la interfaz del foco. Ella, sin embargo, no pareció tener ningún inconveniente en adaptarse.

_ Zelda de las gerudo. Hija de Ganon.

Hay... UN archivo... referido a Zelda de las gerudo. Ejecutando.

Zelda no detestaba su nombre, pero sí lo que significaba, y el motivo por el que se le había impuesto. Era el nombre destinado a un miembro de la familia real, con el único motivo de conseguir que accediese al trono. Aunque eso no habría sido un problema para ella en ningún caso.

El holograma que se proyectó la mostraba a ella misma, y a otra Gerudo, una que, a diferencia de ella, no tenía esas orejas puntiagudas, pero sí una nariz prominente de la que ella carecía. De músculos marcados. Urbosa la miraba con cierta fijeza, sobre el lomo de la bestia divina. Parecía agotada, a duras penas de pie.

_ Ganon... ha tratado de recobrar el control de la bestia divina. Se lo he impedido pero..._ Urbosa se estremeció de dolor y se desplomó._ Hay que... impedirlo. Si se hace con el control... Link... y... Zelda.


_ Supongo que no hablas de mí._ Urbosa la miró, poco comprensiva, mirándola frente a ella._ De toedas formas... no puedo avisar a nadie, Urbosa... estoy aquí para otra cosa.

Con sorprendente fuerza, la mujer elevó a la otra, a pesar de ser mucho más alta que ella. Urbosa no mostró temor, pero sí una infinita decepción y pesar en sus ojos mientras observaba a la otra mujer. No dijo nada cuando la empujó y la dejó caer a las arenas. Sin embargo, Zelda captó el mensaje.

Y la mujer de ojos oscuros, en el presente, tuvo que apagar una lágrima que manaba, traviesamente, de uno de sus ojos. No, no podía dejar que la afectara, y menos delante de Grahim, que acababa de aparecer.

_ No se ha enterado._ Ratificó._ Van de camino a Kakarico. ¿Me ocupo de ellos?

_ No, deja que Impa haga lo suyo. Me interesa.
ALERTA SPOILER
Os informo de que todas las proyecciones que vea esta Zelda irán automáticamente al foco de Yaku.
#6791
El gritó de Bartolomé fue tan fuerte que sintió como su cabeza vibraba. No había visto ninguna energía en él antes de eso. Tenía que analizar que...

Su Foco no estaba.

.Se puso a gatas y empezó a buscarlo por el vehículo, pero a pesar de que ya estaba amaneciendo todavía era muy oscura para verlo bien. Lanzó un silbido de tres notas, era su seña cuando lo perdía en alguna parte de su cuarto y este le respondía con unos pitidos similares.

Tic Tac Tic

A pesar de haberlo tenido por menos de un año. Perderlo era como que le faltara un brazo. Respiro aliviado y se lo puso detrás de la oreja. Se escuchaba una ligera y extraña interferencia a la hora de activarlo, nada grave. Ya le había pasado antes. Tendría más cuidado la próxima.

Analizó a Bartolomé, dentro de él había una energía muy similar a la de Ismael. Pero a pesar de mostrarse más "liberada" no era tan poderosa como la de su compañero.
-Bart ¿Podrías decirnos donde has estado y por que de repente tus gritos separan las nubes del cielo?
Última edición por metazorro el Lun Abr 16, 2018 2:57 am, editado 1 vez en total.
#6799
R2D2/Rafaelo dice:Si todo esta dicho comencemos.
Iniciando programa de movimiento dimensional.

El alrdedor del vehículo comienza a cambiar cómo si estuvieran atravesando una cascada, cuando de pronto todo brillar con luz propia, cada particular de cada componente de la propia existencia revela nuevos colores que ninguna mente podria ser capaz de imaginar, toda la luz se disipa poco a poco mostrando un universo de un mar infinito con extrañas criaturas voladoras.
[El resto del grupo esta en estasis excepto la Serafina]
R2D2/Rafaelo dice: No te equiboques Serafina eso que ves no es un mar si no la frontera de la dimensión de la que procedemos y bueno esas cosas de hay son animales que habitan entre las dimensiones se alimentan de las particulas que desprenden las fronteras... Es precioso verdad... Sere una maquina pero mi nivel de consciencia es el mismo que el de cualquier ser vivo así que tambien tengo emociones pero me controlo mejor que algunos que conozco (dice mirando el colgante)
El escudo durara 1 hora así que aprobecha el tiempo lo maximo que puedas.

En esta dimensión las lelles de la termodinámica no están muy a la moda no deberías de poder poliformar.
ALERTA SPOILER
el animalImagen
#6820
Bartolomé seguía destrozado por lo de Hemos cuando la nave comenzó a ir a la aldea más próxima. En seguida Yaku se acercó y le analizó. Se giró con los ojos caídos, llenos de tristeza, pero sin lágrimas ya. No necesitaba decirle nada para mostrar sus sentimientos.

Poco a poco el brillo le desapareció, y su arma volvió a materializarse. Bartolomé volvió a ser como antes. Entonces Yaku le pregunto de dónde había sacado aquel poder.

-No lo sé. -atrevió a decir- solo sé que ya no voy a quedarme quieto. ¡Rafaelo!

Esperó su respuesta, pero este estaba hablando con la serafina.

-Si sabes que es lo que me ha pasado dímelo, por favor. Debo de vengar a Hezos. -le dijo a Yaku.

Pese a todo, seguía mirando la presencia de Hezos, en alguna parte.
#6836
-Nos atacó un bufón en mallas blancas, mató a Aloy y no pudimos hacerle ni cosquillas-le explicó Yaku, ver a Bartolomé ta triste lo hizo sentirse mal. No era el único que había perdido un ser querido-Comprendo tu dolor mejor que nadie, pero no podemos hacer nada por ahora.
#6838
Cuando todos subieron a aquella estatua de metal, que además hablaba, desconfíe un poco. Pero como no quería enfrentarme a aquel Infernal Espada, decidí subirme con los demás.

Todos entraron, incluyendo el medallón brillante que supuse que era el recipiente de Hezos.

El hombre que había llegado hacia poco y tenía una extraña resonancia, al que habían llamado Bartolomé, sufrió una extraña transformación. Durante unos segundos, un aura de color verde le envolvió, al tiempo que unos símbolos brillaban en sus ropas y piel.

Yo había visto ese aura antes, cuando un Serafín afín al Viento canalizaba una arte seráfica. Pero aquello no podía serlo. Le envolvió la energía, empuño un artefacto extraño, lanzó un grito, y las nubes del cielo desaparecieron ante el poder de su voz.

Conocía las historias sobre la Armatizacion. Una fusión temporal entre un Serafín y su recipiente humano, durante la cual luchaban como uno con su poder combinado. Comúnmente era considerado como un poder exclusivo del Pastor (un héroe legendario capaz de luchar contra la Malicia), pero se conocían otros casos de humanos con suficiente resonancia para activarla. Me pregunte si aquello tendría algo que ver con lo que acababa de presenciar, pero dudaba que aquel artefacto que Bartolomé empuñaba contuviese un Serafín.

Al de unos segundos, la transformación del humano se revertio, y el grupo decidió buscar una aldea. La estatua movil, a la que llamaban Rafaelo, dejo en estado de "estasis" a todos, excepto a mi.

Me explico que aquel océano que recorríamos, vagado por bellas criaturas, era el espacio entre dimensiones. No entendí lo que eso significaba, pero aquella era indudablemente una hermosa experiencia.

Rafaelo me indico que tenía un rato de tranquilidad, asi que retome mis pensamientos sobre la Armatizacion. Me pregunte si podría Armatizarme con Ismael. Parecia que su resonancia era apta, pero carecía de un artefacto para canalizarla. Según las leyendas, necesitaba un arma, aunque fuese ceremonial, cargada de poder y afín a mí. Supuse que necesitaría un arco o un bastón, aunque tampoco dudaba de que sabría usar otra arma.

Se me ocurrió que era posible que Ismael no desease Armatizarse. Decidí que le propondría la idea cuando pudiese. Tal vez tuviése que reforzar nuestra unión primero, y convertirle definitivamente en mi recipiente, al menos hasta que ambos decidiéramos romperla. Seguí pensando en detalles sobre la unión y la Armatizacion, mientras Rafaelo navegaba por aquel extraño oceano...
#6860
Bartolomé volvió sorpresivamente así mismo como lo habíamos dado por perdido antes, y regresó con una extraña arma y unos extraños poderes que ni él parecía entender. Desde luego algo le había pasado mientras vagaba solo. La manifestación del poder de Bartolomé sorprendió a Ismael pero no tanto, ya se estaba acostumbrando a lo nuevo, fuera lo que fuera. Ahora estaban todos en el vehículo pero los ánimos no eran los mejores, Yaku lamentaba la pérdida de Aloy (aún si esta era falsa, cosa que nos insinuó el hombre que nos atacó en el campamento), y de Hezos solo quedaba su medallón. Rafaelo los estaba transportando de una manera algo extraña, a través de las dimensiones. Nadie hablaba mucho, y por ahora lo único que se podía hacer era esperar. Ismael se concentró en las vistas que tenía delante, eran las más hermosas que había visto, y que probablemente vería en toda su vida.
Última edición por ixmath95 el Lun Abr 16, 2018 8:35 pm, editado 1 vez en total.
#6861
Hezos estuvo un rato confinado en su medallón. Cuando su anfitrión moría, tardaba un rato en recuperar fuerzas. Todavía necesitaba descansar, pero no podía. Tenía que comprobar que sus compañeros estaban sanos y salvo. Hezos se movía lentamente por el vehículo. Vio hablar a la armadura y a la luz del serafín pero no podía distinguir bien lo que decían. Sus sentidos tardarían un poco en recuperarse del abrupto cambio de cuerpo.
Se encontró al resto inconscientes, por alguna razón. Por suerte, todos parecían estar bien. Cuando se disponía a regresar al medallón, noto que de Bartolomé emanaba una nueva energía que no podía identificar. Decidió meterse en el, para descubrir que le había pasado.
Por la mente del hombre caído, pasaban las escenas de sus últimos recuerdos. El grito a las nubes, la energía extraña que le había rodeado y... el momento en el que el bokoblin que había controlado moría. Esa imagen se repetía en bucle, como una pesadilla sin fin.
-Tranquilo Bartolome. Hezos esta aquí.- Dijo Hezos con sus ultimas fuerzas, antes de regresar al medallón.
#6898
Tenía que admitir que el viaje era bastante increíble. Las luces a pesar de ser muy coloridas no lo mareaban, sino que lo tranquilizaban de alguna extraña manera. Puso algo de musica en su Foco, si William Drake y él tenían algo en común era un gusto extraño por las canciones.

https://www.youtube.com/watch?v=D6XwxPpoP9Y

Nadie hablaba mucho. Todos tenían varias cosa que procesar y de seguro tambien ansiaban volver a sus hogares. Se preguntó si Ismael tenía familia, pero por la forma en la que había estado de acuerdo con Raynie se abstuvo de preguntarle. En vez de eso se dirigió a Meyna.

-Serafín- le dijo Yaku- Te... te quería agradecer por que hiciste por Aloy a pesar de que no haya funcionado. Ella era especial para mí y nuestra gente. Me habría gustado que la hubieras conocido... era la mujer digna de ser la Ungida.
#6913
Yaku me agradeció lo que había hecho por la humana. Me habría encantado responderle que no hacia falta que me agradeciese nada, pero sabia que no podía oírme. En su lugar, le sonreí e hice un gesto con la mano como indicando que le quitase importancia al asunto.

Me fije en que Ismael estaba atento, así que aproveche para explicarle lo de la Armatizacion.

—¿Estarías dispuesto a probarlo conmigo, Ismael?—termine mi explicación.
#6916
Su mente iba y venía entre lo que pasaba en el vehículo y las maravillosas vistas que tenía delante. Precisamente cuando miraba hacia el grupo Menya se le acercó algo tímida y comenzó a explicarle algo que le resultó un tanto perturbador. Era un proceso llamado "Armatización", que en términos simples significaba que él y Menya se fusionarían en un solo ser. No le agradaba la idea de que su consciencia se fuera a mezclar con la de otra persona, y mucho menos renunciar a su cuerpo. Su cuerpo y mente eran lo único en lo que podía confiar con certeza en este lugar. Aunque Menya parecía entusiasmada, no iba a acceder a hacer algo de tales proporciones y mucho menos con una persona que acababa de conocer.

- Lo siento Menya, sé que para ti es importante, y quizás lo ves como algo "normal" pero no es algo que esté dispuesto a hacer por ahora, ni en el futuro cercano. Aunque de verdad aprecio que me hayas considerado para algo así. Por favor, te pido que entiendas.

Dijo algo avergonzado, sabiendo que había decepcionado a la serafín y en el peor de los casos, herido sus sentimientos.
#6917
El vehículo comenzó a moverse, y en cuanto quiso darse cuenta el paisaje había cambiado totalmente. No entendía qué había pasado ni dónde estaban, normalmente le parecería una locura pero lo cierto es que con todo lo que había ocurrido ya nada podía sorprenderla. Quizás... ¿era un sueño? Como El Velo de este mundo, aunque no se parecía a nada que hubiese visto antes. Quizás era otro mundo completamente nuevo. La cabeza le dolía solo de pensar una posible explicación, así que prefirió esperar a que llegaran a su destino sin más.

Rafaelo dijo algo de que deberían estar dormidos, quizás no deberían estar viendo todo aquello. Yaku le dio las gracias al espíritu, o Serafina como decían, al menos se había comprobado que el ser invisible no tenía malas intenciones, pero no llegaba a fiarse del todo al desconocer su naturaleza. Incluso los espíritus más puros podían corromperse. Ismael también parecía estar hablando sobre algo con la Serafina, tenía cierto interés por la conversación y escuchó atentamente. Afortunadamente rechazó la oferta de la Serafina, fuera cual fuese, lo que la alivió un poco.
A riesgo de llevarse otro golpe por parte de Yaku, se dirigió a él. -Sé que no quieres saber nada de lo que pienso ahora mismo, ni tampoco es algo que vaya a decir para que te sientas mejor. Sin embargo... realmente creo que ese tipo decía la verdad. Creo que tu amiga nunca estuvo aquí, probablemente siga en tu mundo. No tenía razón para mentirnos, ¿no? De hecho nos habría desmoralizado más el pensar que la había matado. Además... ¿Te fijaste en cómo "murió"? Desapareció en el mismo humo negro que los otros monstruos. Eso apoyaría la teoría de que era algo que pertenecía a este mundo. Tampoco es que vaya a comprobar voluntariamente si ahora nosotros también explotamos al morir... Pero lo dudo mucho, la verdad. Una cosa es que nos hayan transportado aquí y otra que cambien nuestra naturaleza. Claro que como he dicho, solo es mi opinión. Puedes pensar lo que quieras.- Puso sus manos detrás de su cabeza y se apoyó de forma relajada en el vehículo, sin mirar a ningún lugar en concreto.
#6920
En cuanto todos sus compañeros se replegaron Wiljen saltó al vehículo. Se sentó en una esquina y vio como se desarrollaban los acontecimientos.
Todo era cada vez más extraño. Parecía que había más magia de por medio. Y eso le gustaba cada vez menos.
Estaba cansado de huir, ese no era su estilo.
Tenían que preparar un plan de ataque para cuando se volvieran a ver en una situación como las dos anteriores, en lugar de ir cada uno a lo suyo...
Aunque ese no era momento de ponerse a plantear una estrategia. Antes tenían que descansar y reabastecerse.
Siguió sumido en sus pensamientos hasta que escuchó a Rafaello comentar que deberían estar dormidos.
Y la verdad. ¿porqué no?
Mejor estar todo lo descansado posible, para futuros problemas.
- Avisadme si pasa algo. No quiero volver a perderme la acción.

Comento al grupo en general. Y apoyando la espalda en una de las paredes del vehículo, cerró los ojos y se sumió en un sueño intranquilo.
#6921
-Cállate, Raynie... Necesito pensar en todo esto- le espetó Yaku, pero la verdad era que tenía algo de razón. Esperaba ver al menos algo de sangre cuando esa espada la atravesó el estomago, pero lo cierto era que no había dejado nada... como si nunca hubiera existido. Pero era demasiado horrible para creerlo de verdad, todas sus expresiones se veían muy realistas como la de él y sus compañeros. Y sobre el hecho de explotar al morir... Aloy no había mostrado ni un raspón a diferencia de Raynie,Ismael y Wiljen e incluso el mismo cuando hizo estallar la bomba. Era mucho más facil pensar que lo habían tomado por idiota, pero el nunca había elegido el camino fácil. Le habían quitado esa opción hace mucho.

Dejo de pensar en eso y se dirigió a Reynold. Puso delante de él dos bombas de hielo, eléctricas y explosivas.

-Tenemos tiempo de sobra y es mejor aprovecharlo- le dijo Yaku- Te he dado los materiales necesarios para crear dos bombas. Y como gesto de confianza, te voy a obsequiar una y te doy el derecho a nombrarla como quieras. No quiero llenarte con más cosas, pero dado que Aloy ya no volverá creo que tu serías el indicado para ser el líder. Manejaste bien la situación en las tres situaciones y no conozco a nadie mejor para el puesto. Así que gracias,supongo.

Le era dificil reconocer que alguien era mejor que él, pero si alguien podía guiarlos a todos era Reynold. Sea un hombre maquina o no.

Se fue a una esquina y se puso a dormitar.
#6930
Parecía haberse formado una calma inusitada en el vehículo, amparado por el refugio que había entre dimensiones. Pero eso cambió cuando la realidad alterada se devaneció e Hyrule retornó. En el peor momento, además. Los altavoces del vehículo parecieron recibir una interferencia, que empezó a emitir una pieza que parecía tocada por un pianista enloquecido, reforzada por diferentes toques eléctricos.

Y la criatura apareció. Colosal, más grande que el propio vehículo. El guardián disparó sin dar tiempo a nadie a reaccionar. El vehículo salió despedido, tirándolos a todos para luego estallar con un segundo disparo de la criatura. Se escuchó un relincho encabritado cuando una manada de caballos se acercó.

El guardián pareció olvidarse de ellos cuando vio a los animales y empezó a perseguirlos. Fue entonces cuando, por una hendidura en la roca, empezó a escucharse un susurro. Una voz de hombre que les llamaba.

_ Vamos, venid por aquí.
#6936
Me había temido la respuesta de Ismael, pero entendí la razón. El ansia de poder me había cegado. Recordé que debía revelarle mi Nombre Verdadero a Ismael para poder Armatizarnos. ¿De verdad podía confiarle algo tan poderoso?

—No te preocupes, lo entiendo. Era solo una idea, pero tienes razón, no es algo "normal". En cualquier caso, primero necesitaríamos un Artefacto Legendario. Si en un futuro, alguno cae en nuestras manos, tal vez ambos nos sintamos preparados para intentarlo...

Se creo un silencio incomodo. Un tiempo después, pareció que habíamos llegado. A nuestro alrededor, el océano desapareció, y fue remplazado por el paisaje normal del mundo en el que se encontraban.

Entonces, algo hizo saltar por los aires el "cuerpo" de Rafaelo. Antes de que pudiese canalizar un arte defensiva, otro tiro lo destruyo. Lo que los había atacado, parecía ahora muy ocupado persiguiendo a unos caballos. Esta vez, no perdí tiempo, y un escudo brillante de luz azul nos rodeo. Entonces, escuche la voz que nos llamaba desde la grieta en la roca...
  • 1
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13